Páginas vistas la semana pasada

viernes, 17 de mayo de 2013

EMPATÍA, VALOR HUMANO


En nuestras relaciones interpersonales exigimos que los demás nos traten con respeto y comprensión, sin embargo, nunca nos detuvimos a pensar si nosotros procuramos actuar bajo esos mismos parámetros de conducta. Quizás envueltos en nuestras obligaciones, apurados y acelerados por el trabajo o la escuela, nos volvemos egoístas, olvidando que los demás pueden decirnos o comunicarnos cosas importantes para nuestra vida y crecimiento personal. Tener empatía es preocuparse por los otros que nos rodean.
El valor de la empatía nos ayuda a recuperar el interés por las personas que nos rodean y a consolidar la relación que tenemos con cada una de ellas. La empatía supone un esfuerzo para  reconocer y comprender los sentimientos y actitudes de las personas, así como las circunstancias que los afectan en un momento determinado.
Practicar el valor de la empatía es hacer todo lo posible por agradarle a los demás, por caerle bien. Aunque no significa que seamos una veleta que comparte todo lo que los otros hacen, con la intención de caerle bien. Un liderazgo sólido se fundamenta en una correcta empatía. No es cuestión de agradar con favores o expresiones bonitas, es cuestión de ganarse la simpatía de los otros con hechos reales.
La persona que mejor practica la empatía es aquella que practica la solidaridad, la entrega a los demás. Pero muy especialmente cuando el otro descubre que aquel lo hace con la intención real de servir. La empatía es ese roce, esa atracción que se siente por alguien, por su actitud, por su desprendimiento o su intrepidez ante cualquier situación que se presenta.
La empatía es un valor que se practica independiente de nuestro estado de ánimo y disposición interior. Se facilita en la medida que conocemos a las personas, la relación frecuente nos permite descubrir los motivos de enojo, alegría o desánimo de nuestros semejantes y su modo de actuar. La familia, los líderes comunitarios y los funcionarios del gobierno necesitan una amplia dosis de empatía para tener una gestión mucho más eficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario