Páginas vistas la semana pasada

domingo, 5 de mayo de 2013

ASTUCIA, VALOR HUMANO


A todos nos hace falta una amplia dosis de astucia. Pues el valor de la astucia nos desarrolla la capacidad de persuadir a otros y a nosotros mismos de lo importante que son nuestros objetivos. Ser astuto es tener la sagacidad, los conocimientos y las habilidades para defendernos mejor en la vida y poder salir airosos ante las oportunidades que la misma vida nos presenta.
 
Debemos desarrollar en los niños esa capacidad de sobrevivir en medio de las adversidades y trampas que cada uno de ellos van a ir encontrando en su paso por esta sociedad. Los dirigentes de organizaciones, los miembros de la familia y los funcionarios públicos deben tener la habilidad de poder negociar o desarrollar proyectos sin desmedro de la empresa que representan.
 
Conocer si vamos bien o mal; si lo que se nos presenta es correcto o incorrecto no se aprende en un manual, sino que la misma vida nos va dando la experiencia que nos permitirá actuar con la astucia necesaria frente a cada situación. Ser astutos para administrar los recursos con los que contamos, sin caer en la corrupción. Astutos para convivir con los vecinos conflictivos sin tener enfrentamientos con ellos es una cualidad humana muy valiosa.
 
Debemos desarrollar el valor de la astucia para compartir y convivir con nuestros semejantes, aprender a quererlos aunque tengan diferencias con nosotros. Un gran éxito para los seres humanos es poder relacionarse unos con otros aunque tengan criterios opuestos por asuntos ideológicos, religiosos o de cualquier índole. Seamos astutos para entender nuestros adultos mayores, haciéndole una vida placentera pese a sus limitaciones.
 
La astucia nos da habilidades, conocimientos, destrezas, capacidades  para desenvolvernos mejor, para escoger los caminos más correctos, para entender a los demás, pero sobre todo para no dejarnos enredar de los aventajados. De aquellos oportunistas que la emplean para hacer perversión, corrupción y engañar a los demás.   Todas las ventajas que obtenemos por medio de la astucia, deben ser siempre empleadas para desarrollar nuestras vidas y contribuir al bien de nuestros semejantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario