Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 16 de enero de 2013

PARA QUE SE ACABEN LOS APAGONES



Una de las irresponsabilidades mayúsculas de las autoridades fue desarticular la Corporación Dominicana de Electricidad, CDE y llenar el país de EDES y burocracia, colocando a muchos de los funcionarios como jueces y partes del negocio. Mientras esto y muchas otras cosas se dan, cada día los apagones se recrudecen y la factura eléctrica sigue subiendo abusivamente.  
 
La población paga la tarifa diez veces más cara e eque antes de destruir nuestro patrimonio energético (y no propongo que volvamos atrás), pero recibe menos luz que en aquella época. Para el negociazo del sistema energético nos argumentaron que era mejor pagar la tarifa más cara, pero tener luz permanente. ¿Y dónde está la luz?
 
La burocracia y la empleomanía se ha multiplicado por más de 100 en las últimas décadas. Por eso los gobiernos tendrán que seguir aumentando la factura y haciendo préstamos y préstamos, y nunca le alcanzará para pagarle a las generadoras, ya que son un barril sin fondo.  
 
No hay persona que organice un organigrama del sistema energético dominicano. No hay papel en que se pueda plasmar los cientos de organismos y departamentos creados para complacer compromisos politiqueros y burocracia infuncional. No hay país que aguante este derroche de recursos inútilmente.
 
El calvario de apagones que sufre el sector del Pueblo Abajo y el Barrio San Antonio en San José de Ocoa, así como el resto del país, es por la causa explicada más arriba.
 
La primera medida a tomar por cualquier gobierno responsable es romper con los contratos abusivos con las Generadoras de electricidad, heredados de Leonel Fernández e Hipólito Mejía. Hacer contratos nuevos, apegados a las necesidades del pueblo y no a intereses mezquinos.
 
Promover la energía limpia, alternativa y enfrentar la corrupción. Sanear el sistema energético y así tener calidad moral para cobrar la factura. Vivimos en el Caribe con vientos, agua y luz solar en abundancia y las autoridades no son capaces de darle una gran cobertura a la producción de energía eólica, solar e hídrica. ¿Qué se esconde detrás de esto?
 
Nuestro pueblo paga la luz y la paga bien cara. Nuestro pueblo tiene derecho a recibir un servicio de calidad. Nadie tiene derecho a seguir creándole malestar al pueblo dominicano. Todo el que paga la luz, merece el servicio. No apagones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario