Páginas vistas la semana pasada

martes, 21 de diciembre de 2010

SALARIO MÍNIMO DOMINICANO, QUÉ BAJO

Creo que la tarea más difícil es aceptar que un sector tan numeroso como el que devenga salario mínimo en nuestra República Dominicana, tenga condiciones de vida similares a esos mismos sectores en países que todo el mundo los ubica en niveles de pobreza muy bajos en el continente.

Para las personas que conocemos la realidad latinoamericana la afirmación no es una sorpresa, pero para aquellos que la viven y la sufren, pero la desconocen, es un golpe duro.

¿En cabeza de quien puede caber que en un país cuya economía crece aceleradamente cada año, y que en este 2010 se habla de un crecimiento de 7.5%, en el que los gobernantes se vanaglorian de los avances obtenidos en diversas ramas del desarrollo, nos demos cuenta ahora que tenemos el poder de compra en salario mínimo de los más bajos de América Latina, comparable con el de los países como Bolivia, Haití, México y Nicaragua?

Estos datos están contenidos en el Informe Mundial de Salarios 2010/2011 divulgado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Hay países de la región que duplican el salario mínimo según paridad del poder adquisitivo, como Costa Rica, Panamá, Paraguay y Venezuela, y otros que lo triplican y más, como Argentina y Bahamas. Y esa es la misma Argentina de la catástrofe económica de hace tan solo unos años, incluyendo el corralito financiero.

Un buen indicador económico para comparar indicador económico para comparar de una manera realista el poder de compra de los salarios de los distintos países, y por lo tanto, comparar el nivel de vida entre ellos, es la paridad del poder adquisitivo de compra.

El informe de la OIT revela que los aumentos salariales en América Latina mostraron una tendencia descendente en los últimos tres años debido a la crisis económica, al pasar de una subida real del 3,3% en 2007 al 1,9% en 2008 y al 2,2% en 2009.

Parece entonces, de acuerdo a este informe, que en la calidad de vida de la gente, retrocedemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario