Páginas vistas la semana pasada

viernes, 15 de febrero de 2013

JUSTICIA, VALOR HUMANO


Practicar el valor de la justicia es conocer, respetar y hacer valer los derechos de las personas que nos rodean. Tomar decisiones apegadas al más profundo sentido de humanidad, propiciar el debido salario a los trabajadores, reconocer los méritos de un buen estudiante o un abnegado colaborador. Ser justo es dar a cada cual lo que se merece y lo que necesita para desarrollarse plenamente y vivir con dignidad.
 
Practicar la justicia implica reconocer, aplaudir y fomentar las buenas acciones y las buenas causas. También implica condenar todos aquellos comportamientos que hacen daño a los individuos o a la sociedad y velar porque los responsables sean debidamente castigados por las autoridades judiciales correspondientes. Oponerse al robo y despilfarro del gobierno pasado y a la Barrick Gold es un acto de justicia.

Ser justo es  desarrollar nuestro sentido de lo que está bien y lo que está mal. Actuar con honestidad, respeto y, sobre todo, tener sentido de humanidad. No permitamos tranquilamente que se cometan atropellos contra nosotros mismos ni contra nuestros hermanos. Protestar con energía y denunciar los abusos de todo tipo y los crímenes, vengan de donde vengan, aunque para ello haya que arriesgar nuestra vida.

 
Al interior de nuestra familia, en los grupos e instituciones donde hacemos vida, debemos promover el valor de la justicia en cada acción y decisión que tomamos. En cada paso que damos. Si asumimos como algo injusto la acción que alguien toma, debemos entender que también es injusto cuando somos nosotros quienes lo hacemos. Lo injusto es injusto, lo incorrecto es incorrecto, venga de donde venga. Y si quieres tener moral para juzgar a los demás, debes mirar la paja de tu ojo primero.
 
Donde terminan tus derechos, empiezan los de los demás, incluyendo los de tu familia y de tus vecinos. Recuerda que no existes solo en este mundo. Estás rodeado de personas. No debes solo pensar en tus derechos y beneficios personales. Cuando te preocupas y luchas por los demás, incluyes ahí tus derechos también. Mide siempre a los demás con la misma vara que te gustaría que te midan a ti y verás que siempre estarás practicando el valor de la justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario